domingo, 12 de febrero de 2012

Su censura es su terror a nuestro despertar



 Internet representa un peligro imparable para el sistema de control establecido desde La Matrix. Una herramienta creada  y pensada para lobotomizarnos en primera instancia (como los videojuegos y los dispositivos móviles) está permitiendo a millones de personas compartir información a la que nunca antes tuvieron acceso, está permitiendo que millones de personas se planteen la misma naturaleza de esta falsa realidad; está acercando más a las personas que comprendan la realidad de la misma manera de lo que puede hacerlo la distancia formal y física en una ciudad o en un vecindario.
La razón por la que quieren censurar Internet y cortar esta fuente de información tiene poco o nada que ver con la protección de los derechos de autor, y sí con ponerle trabas y mayor control a esa libertad (controlada y vigilada como lo está ya actualmente, ya que nada hacemos en la red que no pase por el gran cerebro de la Matrix) que podemos disfrutar actualmente. Para su sorpresa, millones de personas han perdido el miedo al carcelero y escriben y dicen lo que piensan y comparten sus descubrimientos en la red.
Este blog anima a todo el mundo a hacer campaña para proteger los derechos que tenemos actualmente y seguir, a nuestra manera, en todos los frentes contra la agenda de los controladores: control mental, control total, control global.
Su censura es su terror a nuestro despertar.
---------------------------------------------------------------------------------------------Peco

LA NOTICIA "INCOMODA"

Tres años después de la rebelión, la alternativa anticrisis de Islandia empieza a dar frutos


Protestas en Islandia
Protesta ciudadana en Reikiavik en marzo de 2010 en contra de la indemnización con dinero público a los clientes del banco Icesave. (Efe)
Ampliar

En enero de 2009 los islandeses, aplastados por el colapso económico, se echaron a la calle y acabaron forzando la caída del gobierno.
El país dejó que sus bancos quebrasen y acordó con el FMI medidas "poco convencionales" que respetaron el estado del bienestar y retrasaron los recortes.
Hoy, sus previsiones de crecimiento triplican las de los países de la eurozona.